Paulina Veloso: “No podemos hacer propuestas pensando si van a ser o no aceptadas por todos”

Diario El Sur

La única integrante del Biobío en el comité asesor creado el 11 de marzo pasado por la Presidenta Bachelet, y que mañana sesionará en Concepción, explica cómo están abordando la difícil tarea de definir medidas prioritarias para transparentar la relación del mundo político y empresarial.

Hoy se cumplen 25 días desde que la Presidenta Michelle Bachelet encabezó la ceremonia de creación del Consejo contra los conflictos de interés, el tráfico de influencias y la corrupción, un nombre ambicioso para un organismo al que se le otorgaron 45 días para entregar un paquete de medidas destinado a lograr cambios de fondo en estas áreas y elaborar propuestas sobre el financiamiento de la política.

Este último es, sin duda, el punto álgido de la agenda del consejo y ante el cual hay mayor expectación, sobre todo considerando los casos judiciales en marcha y que han salpicado a los partidos políticos de manera transversal por el uso de fondos provenientes de privados.

Paulina Veloso Valenzuela, abogada y ex ministra de la Secretaría General de Gobierno durante el primer mandato de Bachelet, es parte de los 16 profesionales que integran el consejo. Originaria de nuestra zona, mañana volverá a Concepción, esta vez integrando el grupo de cuatro consejeros que escucharán las propuestas de organizaciones de la Región, junto a Claudio Fuentes, José Andrés Murillo y Manuel Riesco.

En la Región, son sólo cinco organismos los que solicitaron audiencia para mañana, como son Corbiobío, Imagina Biobío, Marca AC Concepción, la junta de vecinos Villa Empart y la juventud Socialista.

Ya se realizó el mismo proceso en Valparaíso y se pretende que en los próximos días también se cumpla, al menos,enCoquiinbo y Temuco. Una vez concluidas las audiencias ciudadanas, comenzará el trabajo de sistematización de las propuestas, algunas enviadas directamente al consejo, con el fin de entregar un informe final el próximo viernes 24.

“El consejo, desde que se constituyó, se fijó como propósito escuchar, en la medida de los posible, planteamientos de la ciudadanía organizada y también escuchar a representantes de distintas instituciones públicas y privadas, con el propósito de recabar distintas opiniones y en esa lógica hemos tenido 21 reuniones”, señala.

Se han recogido propuestas de expertos extranjeros, de los presidentes de ambas cámaras del Congreso, de partidos políticos, incluyendo a algunos que no tienen representación parlamentaria como el PRI y el PRO, así como del Consejo de la Transparencia y otros organismos estatales. También de ex presidentes, como Eduardo Frei y Sebastián Piñera.

-Usted señala que han recibido muchas propuestas, lo que podría ser un indicador de que hay interés por avanzar en este tema. ¿Estima que el consejo viene a llenar un vacío existente, considerando los casos judiciales que involucran a políticos y que hoy están siendo conocidos por la opinión pública?

-Puede ser pretencioso que alguien del consejo diga eso, pero creo que sí Se vive un cierto momento en la vida nacional, particularmente en la política, que hace que la situación sea más compleja. Creo que hay mucha inquietud de la gente en cómo mejorar nuestros estándares de probidad, de transparencia y anticorrupción. Respecto de esto hay muchas opiniones, entonces era importante, como la Presidenta nos pidió hacer propuestas, hacer estas propuestas transparentemente y a la luz de lo expresado por los distintos organismos, organizaciones sociales y las personas que han pensado y reflexionado mucho esto.

-Según lo que han podido apreciar en estos primeros 25 días, ¿cuales son los temas que concitan mayor interés?

-Es muy diverso, hay una gran cantidad. Seguramente vamos a tomar parte de eso, porque de otra forma es imposible, tendríamos que tener un trabajo más permanente y esto sólo son 45 días. Hay propuestas que se refieren a mejorar organismos del Estado, como el Servel o el Consejo para la Transparencia, darles más atribuciones, por ejemplo, y también hay ideas como establecer la enseñanza de educación cívica obligatoria. Hay propuestas que tienen que ver con la prevención, hay otras con las sanciones respecto de hechos que puedan entenderse como ilícitos o que caen fuera de la norma, entonces hay una gama muy grande.

-Entonces, efectivamente no será posible abarcarlo todo.

-No, no es posible, pero de todas maneras vamos a entregar todo el trabajo a la Presidencia, para que considere aquellas propuestas que no pueden ser abordadas ahora, pero que probablemente desde el gobierno o desde el Parlamento puedan ser abordadas. Efectivamente creo que hay una amplia gama de estándares en que Chile puede mejorar muchísimo para tener un mejor comportamiento de la gente a propósito de la política, los negocios y el dinero, todo en el ámbito de la relación público privada.

-El presidente del Consejo, Eduardo Engel, señaló en una entrevista que era indispensable que el Estado financie la política para acabar con la corrupción.¿Coincide con esta apreciación?

-La verdad es que yo preferiría no decir en qué coincido o no, porque como una norma muy elemental de organización interna hemos preferido que la propuesta no se empiece a discutir antes, con posiciones de los distintos consejeros. Eso sí, creo que hay que buscar una solución al financiamiento de la política, no podemos pensar que se van a cerrar todas la llaves, que se va a impedir el financiamiento privado y el público, todo tipo de financiamiento, y al mismo tiempo esperar que la política funcione. Hay que buscar maneras que sean lo más transparentes,que generen el mayor equilibrio e igualdad de los distintos postulantes y que permitan que se encauce la opinión pública mayoritaria en los partidos o candidatos,o preferencias que finalmente salgan elegida. Creo que hay que buscar un mecanismo adecuado y estamos revisando los mecanismos que existen en otros países.

-¿Y han tenido contacto con expertos de otros países para conocer estos mecanismos?

-Justamente fue uno de los temas que recibimos como planteamiento de representantes de Colombia, Brasil y México. A su vez, hemos recibido las opiniones de la Ocde, así como también del Pnud de Naciones Unidas, de tal manera de tener un abanico y revisar qué es lo que ha ocurrido en el mundo al respecto. Cómo se financia la política es un gran tema y hay opiniones y experiencias distintas y, efectivamente, ha existido una cierta tendencia en los últimos años a que exista un financimiento público de parte al me nos de la actividad política.

-¿Ese sería el camino en Chile, entonces?

-Hay una tendencia de varios países de América Latina, pero también de Europa, en el sentido de ir financiando parte de la actividad política. Por ejemplo, parte de las elecciones o todas, como es lo que tenemos en Chile en ese tema, pero no tenemos financiamiento público de los partidos políticos. Respecto de ese punto, hay países como Alemania que tienen importante financiamiento, también España, y en América Latina están Uruguay, Brasil, México. Hay realidades en las que uno puede ver los pro y contra, y en eso estamos. Lo importante es que todas estas materias no son fáciles de resolver y nosotros tenemos una democracia que tiene muchos puntos buenos que sirven de ejemplo a otros países y otros puntos en que nos hemos ido quedando atrás y hay que revisarlos. justamente estos son los momentos políticos para revisar esos aspectos. El norte debe ser que la democracia funcione y funcione bien.

-Considerando el momento político del país, ¿cree que plantear propuestas como ésta, del financiamiento estatal de los partidos, podría ser impopular?

-Sí, puede ser, pero nosotros no podemos hacer propuestas pensando si van a ser o no aceptadas por todos. Vamos a hacer un trabajo muy reflexivo y mirando distintas realidades, tanto la nuestra, como también lo que ocurre en otras partes y las distintas visiones. Por cierto, nosotros también tenemos que asumir el estado anímico que existe en la ciudadanía, pero no en un sentido contra la política, que sería nefasto, porque la democracia no funciona sin partidos políticos o sin Congreso, eso no funciona. Chile conoce una historia en que no hubo Congreso y es una historia nefasta, entonces es evidente que eso no podría ocurrir.

-Pero la percepción es que más que un estado anímico, existe una crisis.

-Yo creo que más bien existe una situación compleja, más que una crisis institucional, que supone otros factores objetivos que no es fácil observar. Hay situaciones de crisis cuando hay un enfrentamiento entre poderes del Estado, por ejemplo, o cuando hay un poder del Estado que está totalmente sometido a otro, o un país donde el Ejecutivo se otorgara poderes que no tiene. En el caso nuestro funciona el sistema judicial y bastante bien, y las investigaciones penales avanzan, entonces en la medida que los poderes del Estado funcionan, eso muestra un país con normalidad institucional, por así llamarlo. Hay otros factores que son más subjetivos que generan una situación más compleja, por eso no me atrevo a hablar de crisis institucional, creo que es muy fuerte.

-¿Entonces podríamos decir que es una situación compleja en que la confianza está dañada?

-Eso es lo que aparentemente ocurre. Digo aparentemente, porque tampoco tenemos instrumentos más precisos, fuera de las encuestas, para mediraquello.Si uno va a las elecciones, se puede observar una cierta desafección, porque no hay tanta gente que vota y ha ido disminuyendo. Eso es un factor más objetivo, pero también eso ocurre en democracias más consolidadas, Chile tiene una baja votación,pero hay países que la tienen mas baja y que en ningún caso podría estimarse que están en crisis. Es un asunto de preocupación, sí, pero no es algo que estamos resolviendo como consejo asesor, nosotros tenemos una tarea muy importante, que abarca muchos aspectos, pero que también es limitada.

-De todas formas, da la impresión de que existen expectativas respecto del trabajo que están realizando, pese a que se trata de un plazo muy acotado.

-Si, y esperamos cumplir en parte al menos con esas expectativas. Estamos trabajando muy a conciencia y con mucha dedicación, sobre todo de parte del presidente y los demás consejeros, muy acuciosamente para entregar y cumplir el rol que tiene que ver con esas expectativas.